Actualidad

Acceso universal al sistema nacional de salud



junio 28, 2022

Atención primaria de salud

Kimberly Amadeo es una experta en economía e inversión en Estados Unidos y el mundo, con más de 20 años de experiencia en análisis económico y estrategia empresarial. Es la presidenta de la web económica World Money Watch. Como escritora de The Balance, Kimberly ofrece una visión del estado de la economía actual, así como de los acontecimientos pasados que han tenido un impacto duradero.

Robert Kelly es director general de XTS Energy LLC, y cuenta con más de tres décadas de experiencia como ejecutivo empresarial. Es profesor de economía y ha recaudado más de 4.500 millones de dólares en capital de inversión.

Kiran Aditham tiene más de 15 años de experiencia periodística y es un experto en pequeñas empresas y carreras profesionales. Como redactor jefe, garantiza la integridad editorial mediante la comprobación de los hechos y la búsqueda de fuentes, y refuerza nuestra misión de ofrecer los contenidos más informativos y accesibles a las personas que buscan empleo y a los propietarios de pequeñas empresas.

La asistencia sanitaria universal adopta diversas formas, pero la idea básica es la misma en todos los casos: El gobierno interviene con el dinero de los contribuyentes para garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a la atención médica que necesitan. Con la asistencia sanitaria universal, a ningún ciudadano se le niega la cobertura por su capacidad de pago.

Cobertura sanitaria universal

La cobertura sanitaria universal se refiere a los sistemas en los que todos los residentes de una zona geográfica o país determinado tienen un seguro sanitario. Un primer ejemplo de cobertura sanitaria universal es el de Alemania en la década de 1880, cuando el canciller Otto von Bismarck presentó una serie de proyectos de ley que garantizaban el acceso a la asistencia sanitaria. En la actualidad, la mayoría de los países industrializados -incluidos Francia, Suiza y el Reino Unido, pero no Estados Unidos- ofrecen una cobertura sanitaria universal a sus ciudadanos.

Aunque Estados Unidos está a la cabeza de los países industrializados en cuanto a gasto sanitario, tiene peores resultados en materia de salud y un porcentaje menor de la población es atendido. Ahora, el sistema sanitario está luchando aún más bajo la doble carga de la pandemia mundial y la pérdida de ingresos por la cirugía electiva y la atención médica rutinaria que se suspendió durante el año pasado. Una respuesta a esta crisis, según todos, desde el alcalde de Nueva York, Bill De Blasio, hasta la Organización Mundial de la Salud y el Papa Francisco, es proporcionar a los estadounidenses una cobertura sanitaria universal.

Dimensión de la cobertura sanitaria universal

Vamos a profundizar en la atención sanitaria universal. Trataremos los distintos tipos de asistencia sanitaria universal, sus pros y sus contras, los países que la han adoptado y mucho más. Utilice los enlaces que aparecen a continuación para saltar a la sección que desee, o simplemente siga leyendo para aprender todo sobre la sanidad universal.

La asistencia sanitaria universal se remonta a la Alemania anterior al siglo XX, donde se estableció un sistema que obligaba a los empresarios industriales a proporcionar asistencia sanitaria a los trabajadores. Para ello, todos los empleados y empresarios contribuían a una «caja de enfermedad», que se utilizaba para pagar la asistencia sanitaria de quienes la necesitaban. A partir de ahí, se extendió al Reino Unido, Rusia y otros países. En la primera mitad del siglo XX, casi todos los países europeos desarrollaron un plan similar. A finales del siglo XX, existían sistemas sanitarios universales en Europa, algunos países asiáticos, América Latina y África, entre otros.

Por supuesto, cada sistema sanitario universal tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Estos costes y beneficios son los que llevan a un panorama tan variado de sistemas sanitarios universales en los más de 30 países desarrollados que ofrecen asistencia sanitaria universal. Repasemos los pros y los contras de la sanidad universal.

Sanidad gratuita

La atención sanitaria universal (también llamada cobertura sanitaria universal, cobertura universal o atención universal) es un sistema de atención sanitaria en el que todos los residentes de un determinado país o región tienen asegurado el acceso a la atención sanitaria. Por lo general, se organiza en torno a la prestación de servicios sanitarios o de medios para adquirirlos a todos los residentes o sólo a aquellos que no pueden permitírselo por sí mismos, con el objetivo final de mejorar los resultados sanitarios[1].

La asistencia sanitaria universal no implica la cobertura de todos los casos y para todas las personas, sino sólo que todas las personas tengan acceso a la asistencia sanitaria cuando y donde la necesiten sin dificultades económicas. Algunos sistemas sanitarios universales están financiados por el gobierno, mientras que otros se basan en la exigencia de que todos los ciudadanos contraten un seguro médico privado. La asistencia sanitaria universal puede determinarse en función de tres aspectos fundamentales: quién está cubierto, qué servicios están cubiertos y qué parte del coste está cubierta[1]. La Organización Mundial de la Salud la describe como una situación en la que los ciudadanos pueden acceder a los servicios sanitarios sin sufrir dificultades económicas[2]. [2] La entonces directora general de la OMS, Margaret Chan, describió la cobertura sanitaria universal como «el concepto más poderoso que puede ofrecer la sanidad pública», ya que unifica «los servicios y los presta de forma global e integrada»[3] Uno de los objetivos de la sanidad universal es crear un sistema de protección que ofrezca igualdad de oportunidades para que las personas disfruten del mayor nivel de salud posible[4] Los críticos afirman que la sanidad universal conlleva mayores tiempos de espera y una peor calidad de la asistencia sanitaria[5].

You Might Also Like